5 discos estimables para la mochila de agosto A vuela escucha (44)

25/7/17

Trayectoria impecable y prestigio intocable. Los The Feelies de Glenn Mercer ya nos dejó muy gratamente sorprendidos con su vuelta discográfica de 2011, “Here before”, tras veinte años de ausencia. Y en 2017 llega “In between”, y de nuevo aciertan de pleno. Mantienen su trazo elegante de composición, sus guitarras limpias y el corazón velvetiano más pop. Una banda ejemplar.



Seis años ya desde aquel estupendo “Cape Dory”, el debut de Tennis. Alaine Moore y Patrick Riley se lo guisan y se lo comen navegando contra viento y marea con su pop suave de aire retro y nostálgico. “Fields of you” es el gran acierto de su “Yours conditionally”, así como la gran terna final del álbum: “10 minutes 10 years”, “Modern woman” y “Island music”. Siguen a flote del cálido mar del verano.



Con la enorme “Be kind” a la cabeza (esos sentidos e indisimulados homenajes a The Smiths pueden derretir), la banda de Jo Bevan quiere hacerse un hueco en el mercado vendedor británico con este “Grow up”, el segundo disco largo de Desperate Journalist. Para ello se mueven entre la delicadeza de su faceta melódica y un endurecimiento general de su sonido, más guitarrero que de costumbre.



El comienzo de “Life after youth” (título al que no habría desentonado un interrogante al final) es arrollador. “Yes you were”, “Loving” y sobre todo “This time” te arrojan, gracias a la voz de Elizabeth Powell, a una brillante espiral de romanticismo épico de bandazos emocionales y nostálgicos. El resto del disco de Land Of Talk no llega a tanta altura, pero sigue siendo cálido y envolvente.



El hipocampo no es moco de pavo: es el órgano cerebral encargado de la memoria. Hippo Campus –supongo que como todos- tratan en “Landmark”, su primer álbum, que no olvides sus canciones una vez escuchadas. Igual es mucho pedir, pero al menos el disco contiene unas cuantas pildorillas pop (“Way it goes” y “Tuesday” sobre todo) que no cuesta nada que se peguen a tu cerebro un día entero.

Andrew Younker Bocados (band)camperos (32)

23/7/17


Andrew Younker es un joven músico de Rochester Hill, Michigan. Lleva un tiempo publicando canciones en su bandcamp, pero ha sido en "Microchasm", un mini álbum de seis canciones, donde ha desplegado una sorprendente capacidad como compositor pop. A medio camino entre el pop de los ochenta, el falso lo-fi y el dreampop, Andrew ha facturado pequeños monumentos sonoros como la fascinante "Electric chair", pura montaña rusa de serpenteo insinuante, su prima trotona "Totaled ambulance", magnífica también, o la sedosa "Pretend therapist". Anotado queda.


(14+6) frases y citas de "Diarios 2004-2007" Subrayadas (77)

21/7/17

"Diarios 2004-2007", de Iñaki Uriarte. Editorial Pepitas de Calabaza. 

 "¿El fondo y la forma? Claro que existen y que son diferentes. Las mismas insensateces farfulladas por un borracho en un bar a las tres de la madrugada cobran respetabilidad al día siguiente por venir impresas, con una adecuada sintaxis, en la sección de opinión de un periódico."
"Hay rostros con un fondo de tristeza que son como una prueba viviente de que la felicidad existe y de que la conocieron."
"Qué sería de esa formidable sociedad inmobiliaria, la Iglesia, sin su colección de edificios y monumentos."
"Me asombra que se pueda ser un genio haciendo reír y un tonto hablando en serio."
"X se preocupa porque su hijo de veinticuatro años sale mucho de noche y no emplea el tiempo en nada serio. Hablamos y me muestro solidario con su preocupación, hasta que me doy cuenta de que su hijo no hace otra cosa distinta de lo que he hecho yo casi toda mi vida."
"Todos mis antepasados tuvieron hijos. No deja de asombrarme que yo vaya a ser el último de esa larguísima fila que comenzó en algún lugar de África hace muchos miles de años. Y de asustarme. Da la impresión de que uno no tiene derecho a volver la mirada hacia atrás y decir: 'Hasta aquí hemos llegado'."
"La satisfacción del deber cumplido. ¿Y la del incumplido? ¿La satisfacción de mandar tomar vientos una tarea supuestamente ineludible?
A cuántas cosas nos gusta llamar 'deberes'."
"'Con la edad, te haces más sabio y vas aprendiendo quiénes son tus amigos de verdad', decía ayer M. Creo que lo que te haces es menos flexible y más raro e intolerante. Lo de la sabiduría sobra."
"Si estoy solo, nunca tengo la sensación de perder el tiempo. Y el tiempo más perdido de mi vida son esos eternos minutos que transcurren desde que comienzas a despedirte de una reunión hasta que por fin consigues irte de una vez."
"Esencia del pensamiento conservador: creer en las élites, creer que hay personas mejores que otras y que se merecen más. Y lo que suele ser más risible: creer que tú eres una de ellas."
"A cierta edad, una de las buenas cosas de relacionarte con poca gente es que no recibes demasiadas noticias sobre la salud de mucha gente."
"Yo también pienso que el mundo, la vida, o lo que sea, me ha tratado injustamente. Pero a mi favor."
"En este país, lo que parece más común es la aversión a los nacionalismos que llaman periféricos, no al nacionalismo como ideología, pues del nacionalismo español no reniegan."
"Presbicia, vista cansada. Con la edad empiezas a ver mal de cerca. Los viejos no vemos bien lo que pasa ahora. 'En mis tiempos...', resuena en el fondo de todo lo que decimos. Y para esto no hay gafas."

------------------------------------------

"La tontería humana abunda tanto que buena parte de ella va a dar a los inteligentes, quienes la emplean con más soltura y confianza de lo que lo haría un tonto" (Monterroso).
"Todo lo malo viene de no saber estar a gusto en casa" (Pascal).
"Igual que un abogado, el cerebro humano quiere la victoria, no la verdad" (Robert Wright).
"Una muestra de que vivir no vale la pena es que solemos ir a dormir de buena gana y nos despertamos de mala gana" (Schopenhauer).
"La costumbre del siglo es que se imprima mucho y se lea nada" (Leopardi).
"Si una piedra lanzada al aire cobrase consciencia de sí misma, se imaginaría que estaba volando libremente" (Spinoza).

----------------------------------------

(10+10) frases y citas de "Diarios 1999-2003", de Iñaki Uriarte

Lord Youth Con vistas al mar (83)

18/7/17


Micah Blaichman ha tomado una polaroid desde la ventana de su apartamento con vistas. Un plano fijo en constante mutación. Mientras, él se transforma en Lord Youth, ese nombre tomado de la tradición del calypso. La instantánea que nos deja no es otra que su disco “Gray Gardens”, debutando para el sello BB*Island. x Simón Zico

Lord Youth album



El momento definitivo en el que decidiste que la música era imprescindible en tu vida. 
Comencé a tocar el violín desde muy pequeño, a los cuatro años. Así que la música ha sido algo esencial desde mi nacimiento.

¿Tuviste algún ídolo musical en la infancia?
Cuando tocaba el violín idealizaba a Itzhak Pearlman. Él salía en Barrio Sésamo y yo creía que era el tío más agradable y cool del mundo.

Tu disco favorito anterior a 1990, y el de 1990 hasta hoy. 
Esta pregunta es seria. Se me hace muy difícil responder. Pondremos un cartel de advertencia que diga 'ahora'. Ahora mi disco favorito anterior a los noventa es “Ege Bamyasi” de Can. Y posterior a los 90, el homónimo de Floating Action.

Cuéntanos algo curioso que te haya pasado en algún viaje por Europa. 
Toqué en la última noche en un squat en Berlín. El edificio entero estaba lleno de gente arrancándolo todo porque al día siguiente se iba a derribar. Mientras estaba tocando, alguien me susurró que dijera a la gente que no bailase porque el suelo podía ceder. Lo intenté, pero eso les excitó aún más.

Una persona a la que te gustaría dar un bofetón y por qué. 
¿Bofetadas? No abofetearía a nadie. Es mejor puñetazo o nada.

¿Qué película has visto más veces? 
"The Birdcage" ("Una jaula de grillos").

2 cosas positivas y 2 cosas negativas que conozcas de España. 
Solo conozco cosas buenas de España. Dos de mis personas favoritas son de allí. Mi amigo Carlos, con el que toco. Es de Andalucía y es muy buen músico. Y Larik, un muy buen guitarrista del País Vasco.

Descúbrenos a un músico o una banda que te guste mucho y que no conozca mucha gente. 
Big Kitty.



¿Qué concierto al que has asistido no olvidarás nunca? 
Willie Nelson en el Radio City Music Hall. Fue una verdadera delicia.

El mejor consejo que te han dado.
Si estas en un lugar donde no deberías estar, no descuelgues el teléfono.

Por último, dinos quién crees que es el bueno, el feo y el malo de la música pop. 
Esta pregunta implica buscar un parecido a la película de Clint Eastwood. Entonces diré que “Cahoots” de The Band.

Je suis strange Algoritmo HITS (21)

15/7/17

simonzico dj
1) The Suburbs: "Je suis strange". Desde 1977 en activo y con la denominación de origen del Minneapolis de Prince, The Replacements o Hüsker Du. Su comparación con Roxy Music sigue vigente.
2) Vita Bergen: "Brand New Day". En su segundo disco los suecos capturan la atmósfera de los ochenta con esa épica que les sienta tan bien a sus contemporáneos Arcade Fire.
3) All We Are: "Waiting". Utilizamos esta canción para bautizar un nuevo género: huida hacia adelante. Tiene velocidad y tensión dreampop.

dj flashboy
1) Rostam: "Bike dream". El iraní Rostam Batmanglij demuestra fuera de Vampire Weekend, como Baio, su enorme valía con esta emocionante pieza.
2) Mogwai: "Party in the dark". Quizá Stuart Braithwaite se haya empapado de lo hecho con Minor Victories, o quizá no, pero lo cierto es que Mogwai sorprenden con este single de fabuloso rock melódico.
3) Benjamin Biolay: "Mala siempre". BB se recupera rápidamente de "Palermo Hollywood" con su nuevo álbum "Volver", lleno de musas invitadas. Esta curiosidad con Mala Rodríguez.



La facultad de olvidar Palabra de Cioran (4)

13/7/17

"Sin la facultad de olvidar, nuestro pasado pesaría de tal modo sobre nuestro presente, que no tendríamos fuerza para abordar otro instante y, por decirlo así, entrar en él. Por eso parece la vida tan soportable a los caracteres ligeros, aquellos precisamente que no recuerdan."

British Sea Power: "Let the dancers inherit the party"

10/7/17



British Sea Power es una banda con una vida curiosa. Por los años que llevan ya (su debut, "The decline of British Sea Power", data de hace catorce años) sin dejar de sacar disco cada dos-tres años, y porque no son considerados parte de la realeza pop y rock británica a pesar de que algunos de sus discos ("Do you like rock music") ha llegado a ser top 10 en el chart británico.

Recuerdo algunas enormes canciones suyas repartidas por sus discos: "Remember me", "Carrion", "Be gone", "The land beyond", "Waving flags"... siempre oscilando con excelencia entre el pop exquisito y la épica rock. Se podría decir que soy un incondicional de ellos. Incondicional de que siempre escucho cada disco que hacen, no incondicional de que me guste todo de ellos. Pero siempre, siempre, en cada disco dejan una pincelada (o dos, o tres) para el recuerdo.

En 2017 han publicado su séptimo disco, "Let the dancers inherit the party", y cumplen con creces con las expectativas (las de los viejos y posible nuevos seguidores). "Don't let the sun get in the way" es delicada y cautivadora; "Bad bohemian" centellea como single infalible, muy marca de la casa; "What you're doing" reúne sus mejores condiciones melódicas y sonoras. Tres sobresalientes secundados por canciones muy notables como "Keep on trying", "Saint Jerome" y "Praise for whatever".

No sé si son los mejores BSP, pero estarán cerca. x Fernando SoYoung

Seguro que esta historia te suena (Karmelo Iribarren) Subrayadas (76)

7/7/17



Karmelo C. Iribarren
'Seguro que esta historia te suena' (Poesía completa 1985-2012)

Al límite

Tienes veinte años,
tienes a la vida
por el cuello
a tu merced;
pero no es suficiente,
quieres más.

Conozco
esa sensación.
Y te deseo mucha suerte,
la vas a necesitar.


Madrid, metro, noche

Gente
exhausta,
con la vista
clavada
en el suelo,

preguntándose
por la vida,
la de verdad...

porque no puede ser
que sea
solo eso...


Las resacas

Las primeras tienen
su cosa, es cierto. Otra vez
con el trago en la mano,
uno se siente a gusto de sentirse
tan mal, de tener ese cuerpo,
de ser al fin el blanco
de miradas y risas (comentarios
jocosos, vacilones), ya sabes,
de sufrir como un hombre.

Luego vienen las otras,

las de siempre, las clásicas,
sin el encanto de la novedad,
las que uno ya conoce en su justa
medida, aburridas y tercas,
pegajosas, las que apenas
sorprenden, las que una mañana
te avisan que ojo al parche,
pero tú ni te enteras.

Las últimas resacas,

las auténticas, las de verdad,
las que ni risas ni miradas
que valgan, las del vómito
encima, las del asco
y las lágrimas, las del miedo
a vivir y a morir de repente,
las de la más absoluta soledad,

esas, amigo mío, mejor
que no las tengas que pasar.

Vencido

Vencido, una vez más. Por el amor,
el odio, o por la vida
que no hace concesiones
ni da treguas. Aquí,
en la esquina de un siglo
tan inútil como lo fueron
todos. Y también
tan sanguinario. Fumando
un cigarrillo. Indiferente. Viendo
cómo la gente se destroza,
y sin sentir nada especial.


De copas con Cioran

Con los días contados,
chaval, así vivimos
todos. Esperando
a que nos tachen
de la lista. Distrayendo
la espera con tragos
y canciones. No hay más.
Puedes llorar o morirte
de risa. Como prefieras.


Supervivencia

Uno siempre espera
que suceda algo,
que algo bueno suceda,
algo que le dé un giro brusco,
un empujón, un bandazo
de suerte a su vida
de repente, porque sí,
en el momento más inesperado.

Pero no pasa nada, claro,
nunca pasa nada.
Porque uno no es más que un pobre
diablo (qué te creías, pues),
un número, una fecha,
un papel olvidado en un sótano
tétrico, traspapelado
entre millones de papeles.

Y al final, uno, qué remedio,
acaba aceptando que es así,
asume el fracaso,
se mira en el espejo y se da risa
(o llora, pero muy bajo),
se dice que la vida..., en fin,
que no hay nada que hacer,
y ni siquiera se queja, para qué.

Uno ya solo quiere llegar
al día siguiente, sin
sobresaltos, poder ver a su
equipo por la tele el sábado, fumar
menos, dormir bien, echar
de vez en cuando un trago, cumplir años,
seguir vivo..., sin más.

Ride, The Charlatans y Jesus & Mary Chain han vuelto

4/7/17

Está siendo un año de regresos. Aunque, bien pensado, ¿cuál no lo es ya? Todos los años varios grupos conocidos que llevan, echémosle de media, veinte años, se vuelven a reunir para regocijo (previo) de sus fans de entonces y para su alegría o decepción (a posteriori).

Este año varios grupos importantes han sacado disco recientemente. Ya hablamos de la vuelta a enorme nivel que han tenido Slowdive. Y en estos meses, ha habido tres grupos que, una vez más, me han llevado en volandas a aquel gran recuerdo que integran en mi cabeza los dos primeros festivales de Benicasim. Son Ride, The Charlatans y The Jesus & Mary Chain, protagonistas en mayor o menor medida de aquellos eventos.

Y, bueno, no voy a tirar cohetes, para qué engañarnos. Diría que ha habido entre los tres un Bien, un Suficiente y un Insuficiente, si nos retrotraemos a las calificaciones de entonces, de cuando estos grupos tenían un tirón importante.

El Bien es para los hermanos Reid y sus Jesus & Mary Chain que, si bien no han hecho un disco para rasgarnos las vestiduras de placer, al menos se han estirado (14 canciones, casi una hora), y les han salido un puñadico de temas apañados y reconocibles de lo que fueron antaño ("Amputation", "The two of us", "Simian split", "Black and blues"). Y el resto del álbum, titulado "Damage and joy" -muy "ellos"- se deja escuchar y en ningún momento resuena en mi cabeza aquello de 'con lo bien que se estaba con el recuerdo que tenía de ellos'. Digno regreso después de 19 años y... 32 (glups) de su gran e inolvidable debut "Psychocandy".

El Suficiente es para The Charlatans. Es un grupo que, de siempre, me causa simpatía. Y no es que hayan tenido en 2017 un regreso, pues en realidad nunca se han ido. 13 discos desde 1990. Y me caen bien porque siempre han estado por ahí, pululando, con canciones meritorias. Ahí estaban en los tiempos de Stone Roses e Inspiral Carpets, ahí estaban en medio del britpop, y a finales de los 90, y en todo lo que llevamos de siglo XXI. Y su patrón, en realidad, ha sido el mismo siempre. Nunca han tenido grandes hits, pero nunca han hecho un disco bodrio. El de este año, "Different days", no está entre los mejores, pero alcanza buenos momentos disfrutables cuando suenan "Hey sunrise", "Different days" o "Plastic machinery". El mejor álbum de The Charlatans siempre será un best of reactualizado con cada disco.

Y el suspenso, la rotunda decepción, ha sido la vuelta de Ride después de 21 años. No es que esperara de ellos un "Nowhere" (1990) ni un "Going blank again" (1992), ambos maravillosos, pero sí que estuvieran cerca en alguna o algunas canciones. Pero qué va. "Lannoy point" y "Cali" son canciones de un nivel respetable, pero el resto no está cerca de los primeros Ride ni de los segundos. Este sí parece el típico disco de reunirse por sacar unas perrillas engañando a nostálgicos y llevando a gente a unos conciertos en los que todos esperan escuchar sus canciones antiguas y ninguna nueva. Amargas palabras y sentimientos para un gran fan de ellos como yo. En el espejo de la vuelta de Slowdive, el de Ride es un disco de segunda regional. x Fernando SoYoung

Obsesiones de dos mil diecisiete (2/4)

30/6/17