Los Planetas: "Zona temporalmente autónoma"

26/3/17


Casi todos los que hayan abierto esta página y estén leyendo estas líneas tendrán alguna experiencia personal relacionada con Los Planetas. Con más o menos cercanía, con más o menos simpatía. Yo, claro, tengo las mías, casi todas relacionadas con actuaciones en directo (de La Piedra de Blarney a Benicàssim, pasando por El Rincón de Goya), aunque también con sus ya lejanos comienzos o con determinadas canciones y letras.

A partir del cuarto disco -o, también podría decir, en el siglo XXI- no he sido un seguidor incondicional de sus discos, no he estado esperando con impaciencia sus nuevas canciones. En cambio, en esta ocasión sí estaba con muchas ganas de escuchar "Zona temporalmente autónoma", y supongo que era por las tres canciones que había escuchado previamente a la publicación del disco. Tres canciones muy diferentes entre sí, pero a cuál mejor. Primero fue "Espíritu olímpico", con esas guitarras reluciendo con una limpieza inmaculada y una efectividad melódica muy certera. Después "Islamabad", larga y densa, pero que crece y crece cada vez que la escuchas. Te pierdes en ella. Y por último, "Porque me lo digas tú", que es lo contrario a "Islamabad", corta y sencilla, tanto que se acerca a la perfección pop planetera en música (ese violín...) y letra. Las dos inmensas en sus polos opuestos.

Y luego el disco nos deja otras pequeñas cumbres nevadas de esa extraña tristeza que inoculan J, Florent y compañía en sus canciones. Es lo que ocurre con "Una cruz a cuestas" y su poso melancólico -al que contribuye decisivamente la voz de Soleá Morente y un muro de ensoñadoras guitarras shoegaze a lo Slowdive-, que no querrías que terminara nunca. Unas guitarras que siguen brillando y teniendo un protagonismo estelar en la épica fantástica de "Seguiriya de los 107 faunos". "Soleá" saca a relucir esa esencia andaluza que pulula por el disco, quizá con menor presencia que en discos precedentes. "Hierro y níquel" no es hit, pero es de esas canciones a las que les coges un cariño especial (otro dardo de letra)  y acaba siendo de las predilectas de una forma algo enigmática.

Cuando empiezo a escuchar "Libertad para el solitario" (yo no le temo a la muerte, le temo más a la vida porque no sé cómo voy a acabar) me parece que la vayan a arrancar cantando the boy with the thorn in his side. Y, como pasa con "Hierro y níquel", es otra canción que también cala lenta pero inexorablemente. "Zona autónoma permanente" es otra delicia de pop romántico marca de la casa (marcharnos a disfrutar las vacaciones de verano a una casa junto al mar, y subirnos en el tejado para mirar las estrellas, y pasarnos la noche amándonos). "Amanecer" y "Hay una estrella" muestran a unos Planetas más pausados pero no por ello menos intensos, la primera con unos bonitos arreglos de cuerda, la segunda sacando con nota una vena acústica a las que no nos tenían acostumbrados.

Las que menos me gustan del disco, tras unas cuantas -no pocas- escuchas, son "Ijtihad", "La gitana" y "Guitarra roja", pero mi cómputo global es que, en más de dos tercios del disco, Los Planetas se balancean entre el notable y el sobresaliente, algo meritorio pues en este disco son generosos en número de canciones y en minutaje (14, más de una hora de música).

Siete años después de su anterior disco largo, merece la pena adentrarse de nuevo en el etéreo cosmos en el que fluctúan Los Planetas. Las bazas ganadoras del disco son mis preferidas de toda la vida: su vertiente pop, el magnífico sonido de guitarras que han depurado, y sus letras, tan reconocibles hoy, ayer y siempre. Recordando lo mejor de antaño y saboreando su buena forma casi 25 años después de "Mi hermana pequeña". Ahí es nada el mérito y el logro. x Fernando SoYoung

Froth, en la realeza shoegaze con "Outside (briefly)"

23/3/17


Son de: Los Angeles.

Miembros del grupo: Joo Joo Ashworth (guitarra/voces), Cameron Allen (batería), Jeremy Katz (bajo) y Nick Ventura (guitarra).

Disco: "Outside (briefly)" (2017), tercer disco.

Una curiosidad: En su bandcamp, Froth señalan que, líricamente, Ashworth tiene los trabajos de autores como Richard Brautigan (el título del álbum viene de un capítulo de uno de sus libros) y Haruki Murakami como fuentes de inspiración de la oscura belleza de la música del disco.

Algo que han dicho de ellos: ""Outside (Briefly)" muestra cómo este cuarteto de Los Angeles casa los paisajes sonoros de My Bloody Valentine con algo más cercano al art-rock metronómicamente hermético de Spoon. Es una mezcla de fuzz y precisión que frecuentemente produce resultados sorprendentes" (The Guardian).

Nombres con los que se les asocia: DIIV, Slowdive, Nothing, The Jesus & Mary Chain,  Cheatahs, My Bloody Valentine, Tamaryn.

----------------------------------------------------------

"Outside (briefly)" (2016).
Ya me gustó su anterior "Bleak", pero su nuevo trabajo es más completo e inspirado. Desde la creciente, sensible y preciosa "Petals" (con la voz de Sofía Karchi poniendo la guinda a la canción), a la arrolladora "Romance distractions" con sus guitarras shoegaze irrebatibles, Froth despliegan en su tercer álbum un convincente rock/indie/shoegaze/noise/surf/psicodelia sin dejar de lado la mejor bandera pop (el gran cuarteto consecutivo que conforman "New machine", "Shatter", "Show A Flower A Candle And It Will Grow" y "Briefly" al final del disco). Froth maduran, progresan y se asientan en la realeza shoegaze. x Fernando SoYoung

La (casi) perfección pop en 3 minutos y 20 segundos Listas inservibles (85)

20/3/17

Hace unos días, con motivo del día internacional del número pi (dentro de poco habrá día internacional del gotelé o del dedo meñique), un programa de Radio 3 pinchó solamente canciones con una duración de 3 minutos y 14 segundos. Entonces recordé cómo, en alguna fase de mi juventud, decidí que la perfección en una canción pop tenía su duración ideal en 3 minutos y 20 segundos. El motivo de semejante chorrada no lo recuerdo, supongo que algunas de mis canciones favoritas rondaban ese espacio de tiempo, o simplemente consideraba en mi subjetividad de fan que 200 segundos era el lapso temporal idóneo para que la canción comenzase de forma atractiva, entrara en el brillante cénit del estribillo y desembocara en un final a la altura.
Para la conmemoración de esta peregrina teoría, aquí va una lista de canciones (con un + - 1 segundo por aquello del espacio en blanco final) que, si no perfectas -no existe la perfección, como bien sabemos-, sí han alcanzado un alto nivel de impacto emocional en la escala pop de los 200 segundos:

1 Pulp Something Changed 2 Morrissey Why Don't You Find Out For Yourself 3 Crybaby We're Supposed To Be In Love 4 Echo & the Bunnymen Seven Seas 5 The Go Find We Run 6 Space Female Of The Species 7 Stereophonics Local Boy In The Photograph 8 Interpol Next Exit 9 David Bowie Ziggy Stardust 10 Benjamin Biolay Paris / Paris 11 Teenage Fanclub Dumb Dumb Dumb 12 L.A. Stop The Clocks 13 The Dylans Mary Quant In Blue 14 Dominique A Seul le chien 15 Vitesse Late Morning 16 The National Guest Room 17 The Wannadies Might Be Stars 18 Azure Blue The Catcher in the Rye 19 David Kilgour And The Heavy Eights Christopher Columbus 20 The Helio Sequence Shed Your Love 21 Shed Seven Speakeasy 22 Moby Lift Me Up 23 The Clash London Calling 24 Wild Nothing Chinatown 25 Josh Rouse Some Days I’m Golden All Night 26 Sleeper Inbetweener 27 Los Piratas El Equilibrio Es Imposible 28 The Sound Hand Of Love 29 The Lightning Seeds What If... 30 Yann Tiersen Les Jours Tristes 31 Faultline Greenfields 32 The Bluetones Slight Return 33 The Radio Dept. The Worst Taste In Music 34 Crocodiles She Splits Me Up 35 Imperial Teen The Hibernates 36 Pernice Brothers Working Girls 37 Champs My Spirit Is Broken 38 Eggstone Supermeaningfeetlyless 39 The Triffids The Seabirds 40 The Smiths The Boy With The Thorn In His Side 41 The Raveonettes Curse the Night 42 Earlimart For The Birds 43 Exlovers You Forget So Easily 44 Ride Taste 45 The Ladybug Transistor Clutching Stems 46 The Kinks This Time Tomorrow 47 Leonard Cohen Lover Lover Lover 48 Sex Pistols God Save The Queen 49 Galaxie 500 Oblivious 50 Bloc Party Banquet

"Canciones de amor y de lluvia". Sergi Pàmies Subrayadas (73)

18/3/17

"Con respecto a sus conversaciones, se han acostumbrado a que sean breves y prácticas. Liberados de la necesidad de contárselo todo a todas horas, cada uno administra sus reflexiones y vivencias que, sin llegar a la categoría de secreto, conforman sus respectivas intimidades. Lo que marca la evolución de una pareja -de una pareja consolidada, se entiende, no de aquellas que desertan al primer contratiempo o que se contentan con el espejismo de la doble vida- es cuando desaparece una única intimidad y, unidas por un interés común, cohabitan dos indepedientes. Entonces los comentarios que se intercambian ya no pueden ser románticos. "Ya no queda Mistol" o "Tendrías que llamar para cambiar la hora del dentista" son frases sin demasiado encanto pero fundamentales para la supervivencia".

"Si le quedaran fuerzas, al hombre le gustaría negociar con la muerte y regalarle todo el amor que tiene a cambio de vivir un poco más. Aunque sea sin amor".

"Debería existir un simulador para preparar el momento de la decepción definitiva. Del mismo modo que antes de una misión los cosmonautas ensayan en piscinas que reproducen las condiciones de ingravidez espacial, las parejas tendrían que someterse a simulacros para aprender a enfrentarse a emociones tan brutales como el final del amor".

Friendship (is a small boat in storm) Algoritmo HITS (17)

15/3/17

simonzico dj

1) Summer Moon: "Happenin'". Nikolai Fraiture, bajista de The Strokes, nos brinda con su nuevo proyecto una razón para creer en la capacidad compositiva paralela de los supravalorados de N.Y.
2) The Mysterons: "Hurricane". Desde Holanda nos llega el humo narcotizante de un fumadero refinado: aromas de psicodelia hindú, pulsiones de scores de tv de los sesenta y thai té.
3) Chicano Batman: “Friendship (is a small boat in storm)”. Bardo Martínez nos embelesa con su soul edulcorado y regusto ácido en paladar, para armar una declaración de amistad y tatuarla como un mantra.


dj flashboy

1) Letting Up Despite Great Faults: "Pageantry". Siempre títulos breves, siempre guitarras estratosféricas, siempre sensaciones ensoñadoras. No fallan nunca, y cada vez más grandes, LUDGF.
2) Beach Fossils: "This year". Uno de mis grupos favoritos de Brooklyn vuelve más luminoso y optimista que nunca con este breve pero bonito anticipo de su nuevo disco.
3) The Bats: "Walking man".
Más de treinta años componiendo canciones y estos neozelandeses no se cansan de regalarnos perfectos dardos de pop clasicista y melódico.


Con la chaqueta al hombro Con Baroja en el colchón (4)

12/3/17

"Yo soy un hombre que ha salido de su casa por el camino, sin objeto, con la chaqueta al hombro, al amanecer, cuando los gallos lanzan al aire su cacareo estridente como un grito de guerra, y las alondras levantan su vuelo sobre los sembrados.
De día y de noche, con el sol de agosto y con el viento helado de diciembre, he seguido mi ruta, al azar, unas veces asustado ante peligros quiméricos; otras, sereno ante realidades peligrosas.
Para entretener mi soledad, he ido cantando, silbando, tarareando canciones alegres y tristes, según el humor y el reflejo del ambiente en mi espíritu."

"Ahora, en el río confuso de las cosas que pasan eternamente siempre cambiando y buscando su fórmula definitiva, veo mi existencia como una cosa que ha sido y que ha llegado a su devenir.
Ahora la soledad no me entristece ni me asustan los murmullos misteriosos del campo. Ahora conozco el árbol en que cantan los ruiseñores y la estrella que lanza su mirada confidencial en la noche. Ya encuentro suaves las inclemencias del tiempo y admirables las horas silenciosas del crepúsculo en que una columna de humo se levanta en el horizonte.
Y así sigo, con la chaqueta al hombro, por este camino que yo no he elegido, cantando, silbando, tarareando. Y cuando el Destino quiera interrumpirlo, que lo interrumpa; yo, aunque pudiera protestar, no protestaría..."

Edwyn Collins y Black Box Recorder en el BAM’98 El arca del fanzinefable

9/3/17

Edwyn Collins y Black Box Recorder en el BAM’98
Publicado en So Young, diciembre de 1998



Era un escenario de excepción, fascinante, dentro de una ciudad con las mismas características. La Plaça del Rei de Barcelona es una península mágica de elegancia supina, un transbordador de sensaciones encontradas y antiguas que nos transporta por años acelerados a la orden de un puñado de canciones que rellenan este marco dorado por unas horas.

Edwyn Collins (viernes 25 de septiembre) ofreció una cara intimista que deslumbró irresistiblemente con sólo voz (sobrecogedora, apasionante), y guitarra acústica. Está claro que si un músico con esta desnudez instrumental llega a cotas de emoción como las que asaltó el ex Orange Juice, es que estamos ante un artista magnífico. Y Collins lo es. La segunda parte de su actuación se vio apoyada por guitarra eléctrica, lo que dio más brío a sus canciones (con un buen sonido a pesar de algún problemilla) entre las que no faltaron temas de su último álbum como “The Magic Piper” o “Superficial Cat”, aunque curiosamente revisitó más su ya lejano “Gorgeous George”. “A Girl Like You”, su gran éxito comercial, hizo de gancho alborozado. Espléndido caudal de emociones para endulzar la noche.

Black Box Recorder era una cita que intrigaba a priori para el día siguiente y en el mismo entorno. Y el cúmulo de sentimientos que ofertaron fue extraordinario. El primer disco de esta banda formada por dos sombríos genios del pop británico (Luke Haines, de The Auteurs, que ofició con la mano vendada, y John Moore, ex-The Jesus & Mary Chain y Revolution 9) y representada a la voz -excelente- por Sarah Nixey, es un trabajo delicado y poético, pero la fuerza que cobró en este directo lo magnifica hasta cotas insospechadas. Detalles bordados de sensibilidad adictiva, excursiones por la cara oculta de montañas de placer hipnótico, conmovedora belleza... demasiados sentimientos y evocaciones para el poco tiempo (o eso me pareció a mí) que duró su actuación, en donde repasaron toda su inaugural obra “England Made Me” y de donde destacaron por su impactante lirismo (la voz de Nixey susurrando “Life is unfair......” derrotó mis defensas y ya no pude bajar de la nube en toda la noche) “Child Psychology”, por su enigmático ritmo “I.C. One Female”, por su frondosidad de matices sonoros zurcidos a golpe de lágrima emotiva “Swinging”, por su dulzura turbulenta llena de sentimiento “England Made Me” (“I need my privacy, a little secret life”)... Y “Hated Sunday”, “New Baby Boom”, “Ideal Home”...

Miradas entre los desconocidos congratulándonos de estar allí y un leve pero continuado escalofrío en la espalda sólo corroboraban lo que los sentidos ya sabían: otro de esos suspiros de felicidad agridulce que se saborea demasiado de vez en cuando. Un grupo y un concierto para llevar en el corazón siempre. Melancolía a manos llenas. Un sueño. x Fernando SoYoung

Suey Papá o mamá (227)

5/3/17


A mitad de los noventa, la electrónica, con mayúsculas estatal, emergía del subsuelo. Artistas como Big Toxic, An Der Beat, Najwajean, JLF y Chop Suey nos estaban dando grandes alegrías y dignificando el género a niveles internacionales. Algunos de ellos después de dos décadas siguen en activo y otros en la penumbra haciendo producciones o guiando en la grabación a nuevos valores. 
Suey vuelve después de una década sin editar discos, aunque su dedicación musical no ha cesado, con bandas sonoras y música para anuncios. "Family secrets" está grabado y mezclado por Marc Parrot, y en él Suey se desnuda cantando como nunca, desvelando en cortes de arty techfunk los misterios de la vida familiar. x Simón Zico


1. Piedra, papel o tijera. 
Me quedo con las 3. Muy útiles todas. La piedra se la podría lanzar a Trump con intención homicida. Las tijeras se podrían clavar en algún órgano vital de Trump. Y en el papel se podría transcribir algún texto herético que funcionara como un veneno mortal para aquel que lo leyera. Y enviárselo por correo a Trump.

2. Verdad, acción o beso. 
Me quedo con las tres. Muy útiles todas. ¿Qué mejor que un beso de verdad en acción?

3. La prensa musical es: necesaria, deberían centrarse más en la música o un escaparate donde hay que estar. 
Es muy necesaria. Solo que no sé para qué. Pero necesaria, por supuesto. En la revista de Los 40 Principales te puedes enterar de cosas súper chulas. Y mola conocer la vida privada de los artistas y grupos más que su música.

4. Dresscode: camiseta de grupos y jeans, traje y corbata o chándal XXL. 
Arreglado pero informal, con mi chándal y mis tacones, como cantaba Martirio. Sobre todo me gusta vestirme de mujer. Uno de mis vicios secretos. A mi mujer le encanta que lo haga.Y siempre me gustó que las chicas se vistan muy masculinas, con traje y corbata.
También el bigote femenino es una mis debilidades. Me gusta el uniforme de Bayern de Munich y la ropa de las granjeras bávaras a principios del siglo XIX. Creo que soy muy abierto y ecléctico en cuanto a moda. También ir en bolas por la jungla. De niño veía las pelis de Tarzán de Johnny Weissmuller y soñaba con vivir así. Tarzán y su hijo me marcó.

5. Comida casera, pizza o McDonalds. 
McDonalds sabes ya que es basura. ¿Comer basura? Lo he hecho a veces, cuando no era consciente de lo malo que era o cuando ya era consciente pero estaba depre, perdido y/o gilipollas.
Pizza, depende. Puede ser deliciosa o súper cutre. Deliciosa, vale. No soy fanático de la pizza, pero si es muy buena, ok!
Y la comida casera, igual, puede cocinarla un demente con el paladar de lija o un mago de los fogones con el paladar de seda veneciana.

6. Si participase en un reality sería: La Voz, Jersey Shore o El jefe infiltrado. 
No lo haría nunca. Si es por razones económicas prefiero dedicarme al crimen organizado antes que ir a un reality. Son como hologramas del infierno; de los que nos muestran un pequeño ángulo. El horror. Prefiero vivir eternamente en Apocalypse Now que estar ahí. Aunque también hay niveles. Los distintos estratos del infierno, imagino.
La voz sería un estrato light y menos devastador que, por ejemplo, Gran Hermano. First Dates es el único reality que me gusta y que no me ha hecho cambiar de canal o apagar la tele a los 3 minutos de vislumbrar el horror. Pero nunca participaría en First Dates. No entiendo cómo la gente muestra su intimidad en la tele de esa forma. Aunque el programa es respetuoso y abierto con las personas y en él no siento esa peste a algo tóxico y feo como en los otros.

7. Un tópico español que sea mentira, una virtud poco conocida y un lugar donde perderse en España.
Que somos amarillos. No es cierto, aunque al decirlo me gane enemigos fuera de nuestras fronteras. Y no tenemos forma de aceituna con extremidades. O que hemos abandonado la religión. El español de hoy vive, respira y transpira religión.
¿Una virtud poco conocida? Sabemos beber. Casi nadie se mancha con el líquido o se le cae el vaso al suelo o intenta beber por la nuca o la oreja. Ocurren estos errores muy excepcionalmente y en líneas generales, sabemos beber.
Yo me perdería para siempre con mi pareja, porque no me da miedo el romanticismo, en el subsuelo de Murcia. Pero si quieres perderte, perderte y tener la seguridad de que te vas a perder, prueba a pasear de tripi por el Hospital Clinic de Barcelona.

8. Un final decepcionante: 'Breaking bad', 'Perdidos' o 'Twin Peaks'. 
De 'Perdidos' no puedo decir nada. No la vi porque no me atraía suficiente.
'Breaking Bad' es una de mis series favoritas y su final no me decepcionó en absoluto.
De 'Twin Peaks' solo había visto unos pocos capítulos de la primera temporada. Perdí el hilo y me dejó de interesar, hasta que hace muy poco vi la serie entera. Pero me decepcionaron más algunos capítulos casi culebronescos de la segunda temporada que el final, que sí que me gustó. Y mucho.
Aunque para finales el de "Six feet under". Antológico. Aun no he sido decepcionado por el final de una serie.

9. Un disco que hayas comprado por la portada, un libro que hayas leído por una reseña en prensa y una película que viste por casualidad y te marcó. 
Por la portada, muchísimos. Durante años compraba varios discos a la semana, casi todos los días compraba al menos uno. Y en muchos casos fue solo por la portada. Como "Ladies and gentlemen we are floating in space" de Spiritualized, que compré por su maravillosa portada y resultó ser también un disco maravilloso.
Leí "Ruido de fondo" de Don DeLillo por una reseña en una revista para necrófilos, que encontré por casualidad, y resultó ser también un libro sensacional y el tal DeLillo, un fenómeno.
Por pura casualidad, cuando era niño, en un cine de verano vi "El hombre elefante" de David Lynch. Era un programa doble en el que también ponían "Gremlins". La sala estaba llena de niños y adolescentes que se lo pasaron bomba con "Gremlins", pero que se aburrían e incluso se marchaban del cine con esa joya de Lynch que me dejó impresionadísimo y que sería el inicio de mi amor por su cine.

10. Benedetti, Lorca o Neruda. 
A Benedetti apenas lo he leído. De Neruda solo me gusta un poema. Uno que nunca escribió. A Lorca lo adoro desde que con 17 años su "Poeta en Nueva York" me impactó de forma brutal. Aunque su teatro me da miedo y el "Romancero Gitano" lo observo como un texto de otra galaxia, de otra especie, de una civilización con códigos y metáforas muy distintos a los nuestros.

"Family Secrets" de Suey sale a la venta el 7 de marzo de 2017

"Lou Reed era español". Manuel Vilas Subrayadas (72)

3/3/17

"El olvido es necesario para que la vida continúe, lo dijo un alemán. Lo digo Nietzsche".

"Lo que el hombre joven quiere es llegar a ser alguien para llegar a tener algo: en eso, todos los seres humanos son iguales".

"El joven cree que Lou Reed es viejo, pero Lou Reed tiene cuarenta y dos años en ese instante. Y cuarenta y dos años no es nada, pero el hombre joven no lo sabe. Se cree que más allá de los treinta no existe la juventud. Se equivoca. El capitalismo artístico acaba de inventar la juventud perpetua: la juventud a los cuarenta, la juventud a los cincuenta, la juventud a los sesenta, la juventud a los setenta, la juventud a los ochenta, la juventud a los noventa y la negación compulsiva de las desapariciones".

"No sabemos muy bien qué es de esa gente célebre que se hace nonagenaria o centenaria. Ya nadie los tiene en cuenta ni como vivos ni como muertos. Parecen una actualización del limbo".

"Un país es, en realidad, gente que vive, ama y muere en un trozo de tierra".

"Su fe, como toda fe verdadera, se asienta en errores históricos".

"Es chulo divorciarse en Navidad. Lo que es chulo es tener treinta años. Eso sí es fuerte y eso sí es la vida. Eso es tener futuro. No estás quemado. Con treinta años no hay desesperación, sino posibilidades, todo son posibilidades abiertas y, cuando caminas por la calle, lo haces con alegría. Eso se nota".

"Es horroroso el pasado. Es horroroso porque es incomprensible.
¿Sabes por qué es incomprensible?
Es incomprensible porque nos devuelve de forma inconexa las cincuenta identidades que hemos sido".

Water in the flowing river Algoritmo HITS (16)

28/2/17

dj flashboy



1) Secret Meadow: "Water in the flowing river". Cómo gustan en Soyuz los grupos de países atípicos. Estos, de Indonesia. Deslumbrante debut. Radio Dept., perfección pop. En Jigsaw Records, un seguro de calidad.
2) Vansire: "Driftless". Guitarras de cristal como el hielo de la portada de su disco. Bedroom-dreampop importado de alguna habitación de Rochester, Minnesota.
3) Seeing Hands: "It's true". Embriagador pop armónico con sabor añejo inglés, pura dulzura en voces y melodía. Es su tercera canción editada y publicada.


simonzico dj



1) Miqui Puig & ACP: "Los Módena". Miqui canta, y el bote de salsa agridulce se abre. Para los que somos sus “sencillos” seguidores, siempre volvemos a su visión “miope” del modernismo.
2) Future Islands: "Ran". Equidistantes, estamos donde lo dejamos, con el buen sabor de “Singles”, y con los tiempos bien medidos para no cansar al público. Estamos expectantes de más canciones.
3) Jens Lekman: “How we met, the long version”. El sueco ha dado la vuelta a la tortilla. Ha dejado de engullir géneros para llegar a ser un género en sí mismo. “Life will see you” es un disco de género Lekman.