Fonez Nunca y siempre. El sentido de la posibilidad (28)

18/11/17


"Oscilador" es un viaje. Pero un viaje espacial. Y te das cuenta en cuanto empieza a sonar "AX100", en que te asalta el recuerdo de esos magníficos desarrollos ondulantes en los que Stereolab te atrapaba y no te dejaba salir hasta terminar la canción. Sus autores son Fonez, un grupo de Córdoba, Argentina, que se manejan con soltura en la vertiente instrumental y el space rock sin dejar de lado momentos puntuales con voz y letra ("Mezcla", "La visión"), siempre con insinuantes sonidos de sintetizadores y compactas bases rítmicas. Como en la magnífica "1º de mayo", más cerca del rock tradicional, "Grober" (de vuelta a la experimentación más inquieta) y la gran "San Pedro" que cierra el disco de la mejor manera posible, demostrando que Fonez tienen esa capacidad de atrapar en su maraña sónica a todo aquel que se introduce en el trayecto de su viaje "Oscilador". x Rubén Aliaga 



1) Un disco que nunca dejarás de escuchar y un grupo o artista al que nunca escucharías.
Una de las mejores cosas que tiene la música es que nada es para siempre y de todos los discos te terminás cansando u olvidando, pero siempre se dan esos reencuentros con los que te han acompañado durante mucho tiempo y que al volverlos a visitar te traen buenos recuerdos. Con Furies y su Donde se fabrican las ciudades nos pasa eso, sobre todo cuando llega a Aerovedia.

2) El plato estrella del cocinero que siempre has evitado ser (o que siempre has sido).
El plato estrella para cualquier integrante de la banda por obligación es el asado. De postre, chocotorta.

3) Una película muy famosa que siempre te has negado a ver.
Avatar.

4) Dos conciertos cuyo impacto nunca se te ha borrado del recuerdo, uno por bueno y otro por malo.
Un hecho casi fundacional de la banda fue ver a Yo La Tengo en Buenos Aires en el 2010, de donde volvimos decididos a replicar su fórmula. No nos salió, pero valió la pena. En contrapartida por esa época de revival de la cumbia chicha llegó a Córdoba Chicha Libre, una versión estadounidense de ese género, que en vivo no dejó ni chicha, ni limonada.

5) Cuéntanos una gamberrada infantil cuyas consecuencias han hecho que nunca la hayas podido olvidar.
Nico, guitarrista y bajista de la banda tiene la ganadora: de pequeño quiso llevar a otro nivel la acción de tirar un hilo con dos piedras atadas en los extremos al tendido eléctrico, suplantando el hilo por un cable de 2 metros y las piedras por mitades de ladrillos. Consecuencias: explosión y corte de luz en todo el barrio.

6) El libro que siempre has pensado que te identifica completamente.
Postales negras de Dean Wareham .

7) Un lugar del planeta que nunca pisarías.
Estamos dispuestos a pisar cualquier lugar.

8) Una canción que siempre has soñado componer.
Martínez - Me Olvido

9) Un político al que nunca seguirías al fin del mundo.
 A nuestro Mauricio Macri sólo lo seguiríamos para lincharlo.

10) El garito, pub, discoteca o sala que siempre has pensado que no te hubiera importado que fuera tuyo.
La verdad que renegar con músicos, borrachos y horarios nocturnos no tienta mucho, pero sí nos gusta que exista un Belle Epoque en nuestra ciudad.

11) La etiqueta o comparación artística con tu música que nunca te ha gustado y siempre está presente.
A veces se nos ha relacionado con el stoner, no sabemos por qué.

12) La enfermedad que más te horroriza y nunca querrías contraer.
La pérdida del sentido del gusto seguro rankea alto. No te mata pero seguro hace de tu vida un sinsabor (valga más que nunca el término).

Wild light Algoritmo HITS (24)

15/11/17

dj flashboy
1) Starflyer 59: "Terror". El incombustible auteur Jason Martin nos hace un regalo prenavideño con un single marca de la casa. Pop lírico, melódico, brillante.
2) Battle Axe Culture: "Kim Peek". A Ucrania también ha llegado la onda expansiva interpoliana. Esta banda de Kiev ha debutado con un largo que es puro nervio pop-post-punk.
3) Peter Matthew Bauer: "Wild light". De la mina de oro musical que fue The Walkmen siguen saliendo lingotes sin solución de continuidad.

simonzico dj
1) Josele Santiago: "Un guardia civil". Canción oportuna sin buscarlo. Composición que nos devuelve a los registros vocales de la etapa de "La vida mata".
2) Sallie Ford: "Loneliness is power". Por el camino ha dejado su banda de acompañamiento "The Sound Outside". Y se reafirma con esta declaración de intenciones: "la soledad es poder".
3) Mattiel: "Baby brother". Un tema soul para edulcorar su cancionero, en medio de su disco debut. Un disco primitivo e incisivo.


Ash. Chupetes desde Marte El arca del fanzinefable

12/11/17

Ash. Chupetes desde Marte 
Publicado en So Young en abril de 1997


Es la banda a la que primero me apuntaría si tuviera ocho años menos y algo de destreza instrumental. Ash (Tim Wheeler, Mark Hamilton, Rick McMurray) representan el auténtico espíritu juvenil del pop, son un antídoto contra el aburrimiento y hacen una especie de power-punk eufórico con melodías acarameladas y guitarras atropellando lo que encuentran a su paso.

Un día de diciembre de 1994, de madrugada, vi un videoclip de esta banda de Downpatrick (Belfast, Irlanda del Norte) llamado “Petrol”. En ese mismo momento (bueno, después de verlo 2 o 3 veces) lo vi claro: Ash iban a vender discos a kilos. Lo que no me pude imaginar es que sería tan pronto. Ni 2 años han tardado en conseguir el triunfo absoluto. Pero vayamos por partes.

Tras pasar un par de años tocando en pequeños locales y editar un single con una pequeña compañía, el sello Infectious se fija en ellos. “Jack Names The Planets” fue su explosivo punto de partida, y si en algo se ha coincidido desde los diversos medios es en compararlos con los Buzzcocks, un grupo que triunfaba cuando los componentes de Ash todavía se alimentaban de biberón. Le siguió la citada “Petrol”, con unos eléctricos cambios de ritmo que la convierten en un continuado escalofrío romántico-guitarrero que, junto a las más recientes “Angel Interceptor” y “Girl From Mars” componen el triplete glorioso de la hasta ahora corta historia de Ash.

    

Su tercer single, “Uncle Pat”, fue el encargado de demostrar que la banda también domina los tiempos más reposados, aunque siempre bañados en sus particulares ácidas guitarras. Es el más claro precedente de la vertiente tranquila de su primer álbum “1977”.

Con la base de estos tres singles previos presentan el mini-CD “Trailer”, completado con cuatro canciones donde domina más el punk-pop que el pop-punk, la cara menos amable pero igual de efectiva de Ash. Esta última faceta, de momento, no la han vuelto a revisitar, al menos tan crudamente. El productor de este primer semi-largo no fue otro que Marc Waterman, que también produjo el debut de Elastica.

E igual que a todos y cada uno de los cerdos les llega su correspondiente San Martín, todo grupo famoso tiene su propio big bang musical. Para Ash está claro que fue el single “Kung-Fu” y la aparición con el mismo de una nueva y determinante figura: el productor Owen Morris. El afamado productor de, entre otros, Oasis, ha sabido sacar todo el jugo al talento de Wheeler y compañía en sus producciones, dotando a Ash de un sonido brillante en sus melodías y potente en sus guitarras. Todo esto acarrea más comparaciones con los Buzzcocks y un mogollón de ventas del single en el 95, de lo que se aprovecharon para reeditar “Trailer” con “Kung-Fu” dentro. Sin duda es una canción que consigue patearte el oído tan implacablemente como lo hace el futbolista del Manchester United, Cantona, a un espectador en la portada del single.

Durante el 95 lanzaban además otros dos singles. Las dos dianas -la de la calidad y la del éxito- iban a ser torpedeadas en el mismísimo centro: “Girl From Mars” y “Angel Interceptor”. La primera, un auténtico estallido adolescente de emoción que se cuela entre yunque y martillo a base de subidones continuos de adrenalina, y la segunda, otra enorme canción pop con un estribillo incasdencente y eterno. Los augurios para el próximo álbum se presentaban, pues, inmejorables.

La mecha para la definitiva explosión de la dinamita fue encendida por el single previo “Goldfinger”, otra descarga más de romanticismo juvenil con una melodía impactante que en su cara B contenía una versión del “Get Ready” de los Temptations. Y por fin, el álbum, "1977", que les ha traído, no sé si para ellos por sorpresa o no, muchísimo éxito, muchas ventas y muchas giras por Japón, Europa y USA. Objetivamente, es un disco en donde las cuatro mejores canciones -junto a “Oh Yeah”- son sus singles previos. Con algunas de estas canciones Ash han tocado el cielo del pop más supervitaminado y mineralizado del momento y la juventud, la asimilación correcta del éxito y los buitres van a ser sus próximos enemigos para construir una sólida carrera de la que han hecho lo más difícil, establecer una base consistente y emocionante.

    

Historia y odio Palabra de Cioran (5)

9/11/17

"Historia y odio: este es el motor de aquella. El odio es lo que mueve las cosas aquí abajo, es el que impide que la Historia pierda aliento. Suprimir el odio es privarse de acontecimientos.
Odio y acontecimiento son sinónimos. Allí donde hay odio algo pasa. La bondad, por el contrario, es estática; conserva,
detiene, carece de virtud histórica, frena todo dinamismo. La bondad no es cómplice del tiempo, mientras que el odio es su esencia."

Tu mejor In Versión en 2017 (2/2)

6/11/17

Nos adelantamos, como la campaña navideña, a las listas y resúmenes, añadiendo a nuestra playlist de versiones más curiosidades y acontecimientos para saborear en los últimos días de este 2017.

Luna visitaron Zaragoza y lo hacían con la excusa de presentar su disco de versiones, "A sentimental education", donde repasan desde The Cure a Bob Dylan. Joan Osborne también se atreve a dedicarle un disco entero a la trayectoria de Dylan, sin ningún misterio en el título: "Songs of Bob Dylan".


Depedro edita un EP en el que incluye la versión de Lhasa, "Con toda palabra", muy cercana a la original pero que sirve para que no nos olvidemos de la fuerza que tenían sus canciones.
Carla Bruni reune canciones de ABBA, Rolling Stones, Lou Reed, The Clash y Depeche Mode entre otros, y decide titular el disco "French touch". El contenido: hits de siempre que podían haber sido remozados por Nouvelle Vague perfectamente.
La noruega Ane Brun se lleva al terreno del intimismo canciones de Sade y Nick Cave, entre otros, en su "Leave me breathless".
En la inquietante serie "American Gods", nos encontramos con la enésima versión de "I put a spell on you", esta vez en la voz de Mark Lanegan, saliendo vencedora en cirugía estética con esos arreglos de trompetas.
Living Colour vuelven al mundo de los vivos igual de duros, y escogiendo un clásico de Marvin Gaye, "Inner city blues", para edulcorar su disco "Shade".

Y en el mundo paralelo de los crooners y swingers, se han dado cita Marc Almond y su visión de "The shadow of your smile", Gregory Porter dándole un repaso al cancionero de Nat King Cole, y la banda italiana Sugarpie and The Candymen, que siempre le sabe dar una vuelta a los clásicos. Esta vez se atreven sin complejos con Bon Jovi.
La guinda a este repaso de impostores la pone el cantante de heavy noruego Pellek, atreviéndose con la canción del verano: "Despacito".



Escucha Tu mejor In versión en 2017 (2/2):


Puedes completar tu curiosidad con las playlist de años anteriores:
Tu mejor In Versión en 2017 (1/2)
Tu mejor In Versión en 2016 (bonus track)
Tu mejor In Versión en 2016 (2/2)
Tu mejor In Versión en 2016 (1/2)
Tu mejor In Versión en 2015 (2/2)
Tu mejor In Versión en 2015 (1/2)
Tu mejor In Versión en 2014

Ozean Bocados (band)camperos (33)

3/11/17


Mientras salía de un show de Ride y Lush en 1991, Eric Shea encontró un flyer que decía: "Guitarrista y cantante en busca de banda. Las influencias incluyen Slowdive, Cocteau Twins, Xmal Deutschland, The Byrds, Lush, Pale Saints, etc." Ni siquiera una semana después de llamar al número de teléfono de contacto, Shea llevó su Rickenbacker a la casa de Mike Prosenko. Después de admirar su Fender Jaguar vintage y hablar de música, Shea y Prosenko enchufaron sus instrumentos y empezaron a crear la música que se convertiría en Ozean. Ambos músicos estuvieron de acuerdo en que las canciones que estaban escribiendo necesitaban una cantante femenina con voz de otro mundo. Entra Lisa Baer. Influenciada por Astrud Gilberto y las canciones de The Jesus And Mary Chain, ella encajaba perfectamente. El trío probó varios bajistas y bateristas para completar su sección rítmica después de reservar estudio con Michael Padilla. Reclutaron a Mark Baldwin para incluir las demos con sus talentos rítmicos inspirados en Peter Hook antes de mezclarlo en DAT y pasar algunos cassettes privados a sus amigos. Al igual que muchas bandas jóvenes de principios de los 90, Ozean se disolvió demasiado pronto. Pero un redescubrimiento accidental de estas grabaciones de 1992 pedía una reedición. Desafortunadamente, el DAT original no se encontraba en ningún sitio. Pero gracias a Tim Green de Louder Studios, un remaster de uno de los cassettes originales ya está disponible para descargar.


"Sirens" (Speedmarket Avenue) Grábame una cinta de 60 (73)

31/10/17

Speedmarket Avenue es uno de esos grupos suecos de pop amable (etiquetas indie, jangle, twee), con singles desperdigados por selectas y pequeñas compañías discográficas independientes (Fickle Fame, Modesto Records, Track and Field Organization, Stereo Test Kit). En España recalaron, cómo no, en Elefant Records, donde publicaron su LP "Way better now" (2008) y un buen puñado de singles. Canciones de amor y desamor con estribillos frescos y luminosos a cargo de un "colectivo de música pop dirigido por un tipo pequeño que parece un cruce entre Charles Manson y Marc Bolan" (se trata de Isak Klasson).

"Sirens", más de seis minutos, abre el disco "Way better now", transitando por texturas suavemente shoegaze y ambientación a lo Slowdive, una canción de indudable capacidad ensoñadora, en contraposición a otras composiciones recurrentes del grupo de carácter más ágil y alegre. x Gabi Lombardo

5 fragmentos de "Crimen y castigo" (Dostoyevski) Subrayadas (80)

28/10/17

"Siempre ocurre lo mismo con estas magníficas almas románticas: hasta el último momento confían en que todo irá bien, y, aun presintiendo el reverso de la medalla, por nada del mundo quieren creer por adelantado; tan solo pensarlo ya las apena; huyen de la verdad con todas sus fuerzas hasta que, despojada de oriflamas, la persona en que confiaban les hace sentir el peso de su puño en la propia nariz."

"He leído no sé dónde -pensó Raskolnikov, reanudando su camino-, que un condenado a muerte, una hora antes del instante fatal, dice o piensa que si tuviese que vivir en un sitio elevado, encima de una roca, en un espacio tan pequeño que tan solo pudiera colocar los pies, y que a su alrededor hubiese solamente precipicios, el océano, las tinieblas, la soledad y la tempestad eternas, y aunque tuviera que estar así, sobre un palmo cuadrado, toda la vida, mil años, una eternidad, ¡preferiría vivir así antes  que morir en seguida! ¡Vivir, vivir, vivir y nada más que vivir, sea como sea! ¡Señor, cuán verdad es esto! ¡El hombre es un bruto! ¡Y bruto es aquel que,  a causa de eso, le llama así!"

"El mentir es el único privilegio humano frente al resto de organismos vivos. La mentira conduce a la verdad. Soy hombre, porque miento. Nunca jamás nadie ha conseguido la verdad sin mentir anticipadamente catorce veces, por no decir ciento catorce... Sin embargo, ¡nosotros no sabemos mentir de una forma original! ¡Miente, pero miente a tu manera, y entonces te besaré! Mentir de una forma propia  es casi mejor que proclamar la verdad ajena... ¡En el primer caso eres un hombre, y en el segundo no eres más que un pájaro! La verdad no huye, y a la vida se la puede detener en seco. ¿Qué clase de gente somos nosotros actualmente? ¡Todos, sin excepción, respecto a la ciencia, a la educación, al pensamiento, a la inventiva, a los ideales, a las aspiraciones, al liberalismo, a la razón y a la experiencia, y a todo, todo, todo, nos hallamos todavía en la primera clase preparatoria del Instituto! ¡Nos hemos complacido en vivir de ideas ajenas y ahora estamos saturados!"

"El sentimiento y el dolor son inseparables de una inteligencia vasta y de un corazón profundo. Los hombres realmente grandes me parece que deben experimentar una gran tristeza sobre la tierra".

"Cada cual mira para sí, y quien más gozosamente vive es quien mejor consigue engañarse a sí mismo".

Mattiel Con vistas al mar (84)

25/10/17

Nos cuentan desde Burger Records que Mattiel se crio en un ambiente rural en Georgia, y que su influencia musical fue la limitada colección de discos que su madre tenía en la granja. A nosotros nos gusta su particular forma de cantar y su crudeza en desarrollar estilos básicos contemporáneos. x Simón Zico



El momento definitivo en el que decidiste que la música era imprescindible en tu vida.
Cuando escuché con cuatro años música folk en la radio.

¿Tuviste algún ídolo musical en la infancia?
Cher.

Tu disco favorito anterior a 1990, y el de 1990 hasta hoy.
Antes de los noventa: George Harrison, “All Things Must Pass”.
Posterior: The White Stripes, “Elephant”.

Cuéntanos algo curioso que te haya pasado en algún viaje por Europa.
Una vez se me cayó mi iPhone dentro de una cascada glacial en Suiza, fue un momento decisivo de mi relación con la tecnología. Aprendí una buena lección. Estuve feliz el resto del viaje, liberada de la dependencia de mi dispositivo.

Una persona a la que te gustaría dar un bofetón y por qué.
No abofeteo.

¿Qué película has visto más veces?
"La gran aventura de Pee Wee".

2 cosas positivas y 2 cosas negativas que conozcas de España.
Positivas: la arquitectura y los paisajes.
Negativas: carteristas agresivos y tortura animal.

Descúbrenos a un músico o una banda que te guste mucho y que no conozca mucha gente.
Weyes Blood.

¿Qué concierto al que has asistido no olvidarás nunca?
Björk, tercera fila en el Carnegie Hall Matinee Show. Inolvidable.

El mejor consejo que te han dado.
Fue mi madre. ¿A quién le importa lo que los demás piensen?

Por último, dinos quién crees que es el bueno, el feo y el malo de la música pop.
El bueno: aquellos que escriben su propio material y lo defienden con honestidad.
El malo: aquellos que delegan en herramientas como instagram para mantener su propia autoestima.
El feo: El vacío insípido de la música sobreproducida, barata y monótona.

Shout Out Louds / Alvvays A vuela escucha (47)

22/10/17

La lista de grupos para escuchar a la vuelta de vacaciones fue impresionante: nuevos discos de Cut Copy, The National, The War on Drugs, LCD Soundsystem, The Pains of Being Pure at Heart, Rostam, OMD, The Fresh & Onlys y Arcade Fire, entre alguno más.

Después de escuchar todos ellos, me ha quedado mal sabor de oídos. He encontrado en ellos buenas canciones puntuales y buenas sensaciones puntuales. Pero todo puntual. Remolino continuado, ese que te hace escuchar un disco entero hasta gastarte la gana, ninguno de los citados.

Será la depresión post veraniega u otoñal, pero solo dos discos me han llegado a provocar al menos una sombra de entusiasmo algo más que puntual. Y son dos grupos quizá con menos nombre que la mayoría de los nombrados más arriba: Shout Out Louds y Alvvays.

Ni yo mismo recordaba tener tantos discos de los suecos Shout Out Louds. Resulto que para mi propia sorpresa los tengo todos, sus 4 elepés. Y en todos encuentro canciones infalibles, de una destreza melódica inmutable al desgaste del paso del tiempo. En "Ease my mind" siguen igual de inspirados. Tres cuartas partes del disco resplandece de contagiosa exultación. Un grupo que no falla.



El primer disco de Alvvays ya dejó en Soyuz un inmejorable sabor gracias a un indie pop de corte clásico y apariencia moderna, pero sobre todo, grandes melodías exultantes. "Antisocialites" solo pierde la capacidad de sorpresa (como es normal) pero mantiene el alto nivel de sus canciones, algunas de ellas ("In undertow", "Dreams tonite", "Not the bay") delicias puras que enamoran profundo.